Home Blog Opinión / Colaboraciones Propiedad Intelectual: Industria Cultural Vs. Autores

Pages Protected

Web Rights Info


Somos sociales

DMRights newsletter

Reciba mensualmente información sobre las novedades de nuestros servicios.

Propiedad Intelectual: Industria Cultural Vs. Autores

Propiedad Intelectual: Industria Cultural Vs. Autores CC BY - eloquentlight - http://goo.gl/TcsNpQ

El crecimiento económico de los negocios de libros, músicas y películas están llevando a dar la vuelta a las leyes de la propiedad intelectual para defender a las empresas intermediarias en detrimento de los autores creativos que se quedarían sin alicientes para crear sus obras.

La historia de las leyes de la propiedad intelectual nos enseña que siempre se ha tratado de proteger con ellas los derechos de los autores para evitar los abusos de los intermediarios. Un escritor para vender sus libros necesitaba los servicios intermedios de un impresor, un editor, un distribuidor...

En el caso de los músicos la impresión de las partituras y, después, la grabación de las interpretaciones resultaban imprescindibles para que una obra se hiciera famosa y reportara beneficios de explotación al autor de la misma.

La ley protegía al autor para que nadie reprodujera su obra sin su permiso. Las obras las reproducían o distribuían otras personas, pero el autor y sus herederos tenían un derecho protegido por ley a cobrar la parte acordada para compensar su esfuerzo.

Pero cuando empezaron a aparecer las películas empezó a cambiar el sistema. Apareció la figura del productor que asumía la responsabilidad de la creación de una obra y contrataba los servicios de los demás creadores, el guionista, el director, los actores, etc.

El enorme desarrollo económico de los productos afectados por la propiedad intelectual (libros, músicas, películas) ha pervertido el espíritu original y ahora los impulsores de los libros son los editores y los creadores de músicos famosos son las discográficas, siguiendo la estela de los productores de películas.

El modelo de negocio sigue el esquema capitalista de la creación de una empresa: se buscan los recursos económicos para montar un negocio y, si el estudio económico lo aconseja, se adelanta el dinero al autor para que vaya creando su obra. El autor pierde su autonomía porque necesita unos grandes medios de producción que no están a su alcance. Está obligado a firmar contratos de larga duración en que las discográficas y editoriales se aseguran un modelo de negocio perdurable.

Y en esto llegó Internet y empezó a devolver la libertad a los autores. Ya nadie discute que el disco más copiado es el disco más vendido. En Youtube se pueden ver cortos extraordinarios realizados por cuatro amigos y hasta los libros se empiezan a editar con la financiación del "crowdfunding". Las herramientas de registro de la propiedad intelectual permiten a los autores independizarse de los intermediarios que se han ganado la mala fama de la SGAE.

Por este motivo, las leyes de propiedad intelectual necesitan renovarse pero no en el sentido de penalizar la distribución por medios digitales sino devolviendo la libertad a los propietarios de los derechos que son los individuos.

Si una empresa diseña el caso de negocio de un película para estrenarla en salas, venderla en DVD y emitirla por tv a lo largo de tres años ¿por qué la ley impide su copia durante 70 años?. ¿Donde está el riesgo del empresario? ¿Por qué las leyes se ponen al servicio de las grandes multinacionales del entretenimiento?.

El caso que se hace a los autores en estos negocios se mide por el porcentaje que se llevan de cada ejemplar vendido: no llega ni al cinco por ciento. La industria del entretenimiento está utilizando unas leyes que no le corresponden para perpetuar modelos de negocio que con Internet han perdido su razón de ser.

Last modified on Monday, 09 December 2013 10:54
Miguel Ángel de Juan

Miguel Ángel es Ingeniero industrial y gurú en el ámbito de la dirección estratégica de empresas de consultoría IT

 

 

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.